Segmentar los contactos en tus campañas de email marketing

By | 2 marzo, 2015

A la hora de hacer campañas de marketing y de publicidad a través de técnicas como el email marketing, cada detalle cuenta. Y por supuesto, uno de los detalles que más tenemos que tener en cuenta en la técnica del email marketing es mandar cada uno de nuestros mensajes a los destinatarios correctos, es decir, a los clientes ideales a los que queremos hacer llegar cada campaña. Pero, ¿cómo hacer eso? ¿Cómo enviar solo las campañas a un determinado número de personas determinadas en lugar de a toda nuestra lista de clientes? Pues la respuesta es bien sencilla, segmentando nuestros contactos. Por eso a continuación veremos algunas formas de cómo segmentar estos contactos para nuestras campañas de email marketing y cuáles son las ventajas de hacerlo.

Por suerte, actualmente existen empresas que te permiten segmentar tus contactos gracias a las cuales podremos mantener a diferentes grupos de clientes agrupados en torno a unas características concretas para que podamos acceder a cada sector de una forma más sencilla. Una de las grandes ventajas de segmentar los contactos en las campañas de email marketing es que se mejoran los resultados ya que se dirige cada campaña a los clientes ideales, de forma que no saturaremos al resto de nuestros clientes. Esto conlleva una mayor fidelización ya que los clientes se sentirán más especiales al ver que cada campaña les llega de manera personalizada. Con la segmentación de los contactos de las campañas de email marketing, las empresas aprenden a conocer mejor a sus clientes, algo que a largo plazo es muy beneficioso para saber lo que busca cada sector. Esto también ayuda a optimizar los recursos de las empresas de email marketing.

En cuanto a la forma de segmentación, podemos probar a segmentar los contactos de email marketing, por ejemplo, conforme al perfil demográfico de cada uno de los clientes. Es decir, segmentar esta lista de contactos conforme a su edad, sexo, formación, estado civil, lugar de residencia, ingresos económicos o cualquier dato de tipo social que nos ayude a diferenciar cada uno de estos sectores de públicos y clientes. También se pueden segmentar los contactos según el comportamiento de cada grupo de clientes. Tener un sector de personas que utilizan internet en su vida diaria frente a otras personas que la utilizan con menor frecuencia, otro sector en el que agrupemos las diferentes formas en las que cada persona accede al comercio.